Próxima Estación
12Jan/101

Valdecarros

Valdecarros es uno de los desarrollos urbanísticos más modernos de Madrid, construyéndose en estos mismo momentos. La estación está situada bajo la intersección de la avenida del Ensanche de Vallecas y la Gran Vía del Sureste y fue inaugurada el 16 de mayo de 2007. Es hoy en día cabecera de línea de la línea 1

¿De dónde proviene el nombre de Valdecarros?

El desarrollo urbano de Valdecarros es muy reciente. Nace con el Plan General de Ordenazación urbana de Madrid de 1997, con el nombre de Desarrollo del Este-Valdecarros, y la construcción de estructuras no empezó hasta el 2008.

El desarrollo es bastante ambicioso. Valdecarros es la mayor actuación urbanística de España, con más de 51.000 viviendas planificadas en una superficie de 19 millones de metros cuadrados, que albergarán en torno a 150.000  habitantes. La iniciativa, que cuenta con inversión de capital tanto público como privado, pretende crear una ciudad independiente dentro de la capital, con más de 5 millones de metros cuadrados destinados a zonas verdes.

En realidad, se trata de una versión moderna de los conceptos urbanizadores experimentales que tanto se han construido en Madrid, como la Ciudad Lineal, La Ciudad Jardín o la Colonia del Metropolitano.

Y cuando lo acaben tendrá este aspecto

Y cuando lo acaben tendrá este aspecto

Resulta muy curioso que un desarrollo tan reciente haya perdido toda traza del origen de su nombre: parece casi como si hubiese sido eliminado a propósito. Después de mucho buscar, sólo he podido llegar a suposiciones sobre el origen del nombre del PAU, que os muestro aquí:

a) Referencia a Valdecarros, Salamanca (poco probable): El pueblo de Valdecarros tiene una población de apenas 400 habitantes, y no parece haber tenido gran relevancia histórica.

b) Existencia de un pueblo llamado Valdecarros en la zona (muy poco probable): Aunque podría darse la posibilidad de que hubiese existido en el pasado un pueblo llamado Valdecarros, que hoy en día ya no existiese, habría quedado algún registro histórico del mismo, de modo que esta posibilidad puede ser prácticamente descartada.

b) Vías pecuarias (la más probable): La zona ha sido históricamente terreno rural no urbanizado, atravesado por multitud de vías pecuarias. De hecho, parte de los objetivos del proyecto de Valdecarros es mantener, expandir y mejorar los casi 300.000 metros cuadrados de zonas clasificadas como vías pecuarias en el entorno. Es posible que una de estas vías pecuarias, hoy en día desaparecida por el desarrollo urbanístico, fuese denominada Valdecarros, originada a partir de Val (valle) de Carros. De hecho, existía otra vía pecuaria llamada "Vereda de Valdecarros" en la zona de Canillas y hay referencias a un Valdocarros en Arganda del Rey.

Las Barranquillas fue durante muchos años la otra cara de esta moneda

Las Barranquillas fue durante muchos años la otra cara de esta moneda

Antes de que se produjese en esta zona el desarrollo urbanístico, fue el escenario del poblado de las Barranquillas, un poblado chabolista establecido por familias marginales hace más de treinta años (figura en un plano de 1978 como Casas de los Barranquillas, supuestamente por el apellido de una de las familias que se asentasen allí).

El poblado tenía los problemas típicos que surgen en estas viviendas improvisadas: falta de escolarización de los menores, condiciones higiénicas deficientes y delincuencia. Pero el verdadero drama se produjo cuando siete clanes gitanos del poblado empezaron a meterse en el negocio de la droga.

Las Barranquillas se convirtió en el mayor "hipermercado de la droga" de Europa. Más de 5000 toxicómanos visitaban diariamente el poblado para conseguir su dosis de droga, acrecentando los problemas de delincuencia y salubridad hasta convertir el poblado en un verdadero infierno del que muchos nunca llegaron a salir.

Con el desarrollo urbano de Valdecarros, Las Barranquillas ha sido desmantelado progresivamente, hasta que en la actualidad sólo quedan restos del mismo. Sin embargo, el problema no se ha eliminado. El negocio y los toxicómanos simplemente se han trasladado a la Cañada Real, uniendo el problema de las drogas a una catástrofe medioambiental de este espacio natural protegido.

En las categorías: , , 1 Comentario