Próxima Estación
25Nov/090

Antón Martín

La parada de Antón Martín se encuentra en pleno centro de Madrid, en el cruce de la calle Atocha con la plaza de su mismo nombre. En los alrededores de esta estación se hallan la Filmoteca Española, el Teatro Monumental y la Iglesia de San Sebastián. La estación fue de las primeras en ser abiertas, en 1921.

Antón Martín

¿De dónde proviene el nombre de Antón Martín?

Obviamente, el nombre de la estación es heredado de la plaza. Pero, ¿de dónde viene el nombre de la plaza? O más bien, dado que parece que Antón Martín es un nombre propio, ¿quién era Antón Martín?

Antón Martín nació en Mira, Cuenca, en el año 1500, hijo de dos campesinos acomodados, Pedro de Aragón y Elvira Martín. Don Pedro murió cuando Antón era pequeño, forzando a la viuda a casarse de nuevo, hecho que no fue demasiado bien acogido por Antón y su hermano Pedro. Así pues, decidieron independizarse y buscarse la vida cada uno por su lado. Antón fue a parar a Madrid, donde se ganó la vida como miliciano, y finalmente acabó trabajando como soldado profesional en Valencia. Y así habría seguido su vida, si no fuese por un "momento culebrón" que la cambiaría por completo y le convertiría... en uno de los padres de la medicina española.

El caso es que el hermano de Antón, Pedro, había acabado yendo a parar a Guadafortuna, pueblo de la provincia de Granada. Allí, una familia de bien se había propuesto casar a Pedro con una de sus hijas. Ante la negativa de Pedro, la reacción de la familia fue asesinarle. Una gente maja, maja. Como es lógico, Antón viaja a Granada para exigir justicia. La familia es apresada y el asesino, Pedro de Velasco, condenado a la horca. Sin embargo, la popularidad de la familia en el pueblo hace que los vecinos protesten contra una condena tan brusca. Antón Martín se niega a cambiar la pena, sediento de venganza (comprensiblemente).

Da la casualidad de que en esos momentos se encuentra en Granada el religioso Juan de Dios, buscando recursos para levantar un hospital y,  enterado del suceso, aborda a Antón para intentar convencerlo de las virtudes del perdón. Se forma una amistad entre los dos, y finalmente el asesino es perdonado. Antón se convierte en discípulo de Juan de Dios y, cuando éste muere en 1550, es él el elegido para continuar su obra. Volviendo a Madrid, presenta al rey Carlos I el proyecto de crear en la ciudad un hospital para enfermos de cirugía.

El hospital, conocido en Madrid como de Nuestra Señora del Amor de Dios o de Antón Martín, que además era convento de hospitalarios, se construyó en el año 1552, gracias a la cesión de dos extensos terrazgos propios de Hernando de Somontes y Catalina de Reinoso, su mujer.

El Hospital de Antón Martín en el plano de Texeira

El Hospital de Antón Martín en el plano de Texeira

El hospital, que con el tiempo absorbería al de San Lázaro y se converiría en el mayor de la villa, es considerado como uno de los primeros focos de ciencia médica en España. Fue fundado en un período muy necesario para la salud de los madrileños: en 1492, por el Edicto de Granada, se había expulsado a todos los judíos no convertidos de España. Desgraciadamente, la ciencia médica española se encontraba básicamente en manos de los judíos, que poseían una tradición médica mucho más extensa que la de los cristianos. La curación de la gente, de este modo, quedó en manos de charlatanes e impostores durante estos años.

El convento-hospital fue el primer centro dedicado a la dermatología y venerología (dado a la extensión de estas enfermedades en el centro de Madrid, en el que abundaba la prostitución y la suciedad). Además, se creó en su seno la  primera escuela de cirugía de Madrid. Esta escuela de cirugía se adelantó en 14 años a la creación de una cátedra sobre la materia en la universidad de Valladolid.

En 1656 se construye una pequeña iglesia adjunta al edificio, hoy reconstruida como iglesia parroquial de San Salvador y San Nicolás, y parte de las crujías en las que se sanaban a los enfermos. El conjunto es demolido a finales del siglo XIX, y sólo se salva el templo, el cual fue incendiado en 1936 y reconstruido tras la Guerra Civil.

¿Datos curiosos? Como primera medida la plaza tenía una de las puertas de la Cerca de Felipe II, la conocida como Puerta de Antón Martín. Ahora bien, teniendo en cuenta que la cerca fue construída sobre la misma época del hospital, cabe preguntarse qué nombre se le daba antes a la plaza, ¡o siquiera si existía! No he encontrado datos a ese respecto... Más datos curiosos: la plaza hoy en día no tiene numeración. Las casas y comercios situados en ella toman la numeración de la calle Atocha, siendo la plaza considerada sólo como un ensanche de la calle. Y otro más: en esta plaza fue dónde comenzó el famoso Motín de Esquilache.

Y finalmente la curiosidad por excelencia. El hospital fue derribado en 1899, y fue trasladado a la calle Doctor Esquerdo. Allí se mantuvo hasta los años sesenta, cuando volvió a derribarse el edificio, ya antiguo, para construir en su solar un hospital más moderno y equipado. De este modo, el nieto del hospital de Antón Martín es el que hoy conocemos como... ¡Gregorio Marañón!

Como plaza vale más bien poco...

Como plaza vale más bien poco...

En las categorías: , , , Sin Comentarios