Próxima Estación
13Nov/092

Alameda de Osuna

La Alameda de Osuna es un barrio de Madrid perteneciente al distrito de Barajas. Tiene la particularidad de ser el barrio con más zonas verdes por metro cuadrado de la capital. Esto se debe tanto a la existencia de zonas ajardinadas en la mayoría de urbanizaciones, como a la existencia o proximidad de dos parques públicos de gran importancia: El Capricho y el Parque Juan Carlos I, de los que hablaré en otra entrada.

Alameda

¿De dónde proviene el nombre de Alameda de Osuna?

La zona ocupada por el barrio ha tenido asentamientos humanos dispersos desde los inicios de la Edad de Bronce. En la zona se hallaron los restos de una cabaña de adobe, así como silos de almacenaje, recipientes de cerámica y otros utensilios que han sido datados entre los años 1600 y 900 A.C. También se encontraron restos de la Edad de Hierro, consistentes en abundantes fragmentos de recipientes cerámicos fabricados con torno alfarero y decorados con pinturas de estilo celtibérico. Asimismo, hay indicios de ocupación romana. Se piensa que los romanos utilizaban la zona de Barajas, a las afueras de Complutum, como zona de recreo y esparcimiento.

La población que le da el nombre al barrio, sin embargo, fue La Alameda, fundada en 1231, como muchos otros pueblos cristianos creados por la migración desde el norte que acompañó a la Reconquista, y de la que ya he hablado en entradas anteriores. El pueblo fue llamado así por situarse en él zonas de cultivo de álamos (alamedas), árbol muy apreciado por su aspecto ornamental y por la gran calidad de su madera.

Al igual que el resto de municipios de Madrid durante esta época, La Alameda es un pueblo pequeño, dedicado casi en exclusiva a la producción rural. Aparte de sus álamos, La Alameda producía abundante suministro de pan a la ciudad de Madrid.

Castillo

En el siglo XV, la zona de Barajas fue agrupada en señorío y entregada a la familia Zapata, tras unos trámites legales interminables, propios de una telenovela actual (Barajas había sido otorgada en el año 1369 a D. Pedro González de Mendoza). El litigio se resolvió finalmente en 1431, fecha en la que comenzó (o acabó, no se sabe seguro) la construcción del conocido como Castillo de los Zapata, castillo de La Alameda o castillo de Barajas. El castillo, que se encuentra en estado de semi-ruina en la actualidad, es una de las cuatro fortificaciones medievales que se conservan dentro del término municipal madrileño, junto con el castillo de Viñuelas y los restos de la muralla árabe y cristiana de la capital. Es además el único castillo que hay dentro del casco urbano.

Durante los siglos XV y XVI, se estima que la población de La Alameda era de unas 100 familias. Su economía era pobre, ya que su actividad agricultora se desarrollaba en campos de arenisca, de muy bajo rendimiento, y su actividad ganadera era inexistente, al no existir pastizales naturales próximos. El pueblo habría acabado despoblado de no ser por dos hechos ocurridos en los siglos XVII y XVIII: En 1622 murió en el Castillo de La Alameda el duque de Osuna, después de un breve cautiverio. Tras su fallecimiento, la condesa de Benavente, su esposa, decidió comprar las tierras adyacentes. El segundo hecho fue la adquisición en 1783 por parte de Pedro de Alcántara Téllez de Girón, noveno duque de Osuna, de unos terrenos con una casa de labor, una huerta y varios edificios, lo poco independiente que quedaba del municipio de La Alameda. Las obras realizadas por el duque y la influencia que tuvo en la transformación de toda la zona circundante fueron de tanta importancia que La Alameda empezó a conocerse como La Alameda de Osuna.

Así, el barrio pasó a convertirse en una finca privada del ducado de Osuna. La familia noble, sin embargo, utilizaba el palacio situado en el vecino parque de El Capricho como residencia, y el castillo y la zona colindante se deterioraron mucho, especialmente en el siglo XIX, cuando el castillo fue expoliado y sus materiales empleados para la construcción del panteón de los Fernán Núñez, familia que heredó el título nobiliario del condado de Barajas. En la primera mitad del siglo XX, volvió a sufrir nuevos daños, durante la guerra civil.

primeras edificaciones

No es hasta mediados del siglo XX que se empiezan a construir las primeras edificaciones modernas en la zona de Alameda de Osuna. En 1959 se construye en la parte más occidental del barrio el mayor motocine al aire libre de España, con una gigantesca pantalla de hormigón y un aparcamiento con más de 600 plazas. En 1960 aparecen los primeros edificios residenciales, como los que se ven en la foto. Para el año 1974, la Alameda de Osuna era un barrio moderno y residencial, con amplios espacios abiertos y zonas verdes y con una población mayoritariamente formada por jóvenes familias de clase media.

La llegada del metro tuvo que esperar algunos años, al encontrarse relativamente lejano el barrio del centro de la capital. La parada de metro de Alameda de Osuna se abrió al público el 24 de noviembre de 2006, junto con El Capricho. Estas dos estaciones tienen la peculiaridad de estar entre las de andenes más anchos de la red de metro, al haber sido construidas en terrenos en los que había bastante espacio subterráneo libre.

En las categorías: , , , 2 Comentarios